Estética de la música (La balsa de la Medusa nº 116)

Estética de la música (La balsa de la Medusa nº 116)

Language: Spanish

Pages: 170

ISBN: B011V82QGK

Format: PDF / Kindle (mobi) / ePub


Cada una de las grandes revoluciones lingüísticas y estilísticas en la historia de la música ha llevado la atención de los teóricos y de los músicos, mayoritariamente, a reflexionar sobre los aspectos propiamente técnicos y lingüísticos correspondientes a cada arte, llegando solo de modo indirecto a afrontar las cuestiones filosóficas y estéticas, y siempre, en cualquier caso, con una actitud vinculada a las nuevas experiencias artísticas. Esto es algo que podemos constatar en el paso del ars antiqua al ars nova, en el paso de la polifonía a la monodia, y también hoy en día en la invención de la dodecafonía y en las radicalmente nuevas experiencias lingüísticas conectadas a las más recientes vanguardias.

Estética de la música aborda de forma sencilla dos cuestiones: los principales problemas estéticos de la música, con los que se entra en contacto en la primera parte, y una breve historia de la reflexión estética sobre la música. Fubini adopta un punto de vista interdisciplinar, que plantea en el centro mismo de su
pensamiento el problema de qué sea, estrictamente hablando, una estética de la música. Este punto de vista configura el marco de un estudio histórico, expuesto de forma breve y concisa.

Marvelous Images: On Values and the Arts

Reframing Reality: The Aesthetics of the Surrealist Object in French and Czech Cinema

Film Trilogies: New Critical Approaches

Soul and Form (Columbia Themes in Philosophy, Social Criticism, and the Arts)

The Cambridge Companion to Adorno (Cambridge Companions to Philosophy)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ningún teórico de la música haya expresado de modo tan sintético y ejemplar la exigencia de una reconciliación entre oído y razón, entre sensibilidad e intelecto, entre arte y ciencia. Esta visión de la música, que aflora sucintamente en las lapidarias definiciones leibnizianas, vuelve a encontrarse tanto en la ebullición de estudios aparecidos en el siglo XVII y aun en el XVIII, dedicados a profundizar en los fundamentos naturales de la nueva ciencia de la armonía y que culminan en la vasta obra

la de individuar las conexiones que unen la música, como parte activa de la superestructura, a la sociedad, aun reconociendo su autonomía y especificidad. Notas al pie 1 F. W. S. Schelling, Filosofía del arte (trad. esp. López-Domínguez), Madrid, Tecnos, 1999, p. 196. 2 G. W. F. Hegel, Lecciones de estética (trad. esp. Alfredo Brotóns), Madrid, Akal, 1989, p. 658. 3 A. Schopenhauer, El mundo como voluntad y como representación (trad. cast. E. Ovejero), México, Porrúa, p. 208. 4 Ibidem. 5 R.

de un período que en absoluto puede darse por concluido. También hoy filósofos, críticos, musicólogos e incluso músicos se encuentran ante una realidad en veloz transformación, llena de interrogantes, de zonas oscuras, de incertidumbres que esperan una sistematización nueva en una también nueva concepción de la música que se está abriendo camino a través de numerosas tentativas y experimentaciones. Si la armonía tonal situó a los teóricos frente a problemas completamente nuevos (la

estaba destinado a las voces mismas. A pesar de esta preeminencia de facto de la música vocal, esto es, de una música acompañada por un texto poético, todos los estudiosos modernos –y no solo modernos– de la estética musical se han venido empeñando a fondo en la tarea de identificar las enormes diferencias existentes entre el lenguaje verbal y el musical; siempre, claro está, que se debe considerar este como un lenguaje. Dado que las diferencias entre poesía y música son macroscópicas

arte del tiempo, desaparece en el acto mismo de su ejecución, se desvanece sin dejar huella; las notaciones antiguas resultan, en relación con las modernas, demasiado imperfectas para poder servir como documento válido para su reconstrucción fidedigna; incluso los mismos instrumentos musicales gozan de una vida limitada en el tiempo y se hace difícil la reconstrucción después de su pérdida. Pero estas justificaciones son insuficientes y no nos explican por qué hoy podemos todavía representar en

Download sample

Download